DIF Municipal refuerza esquema se servicio en el CRIA

Miércoles, Dic 5 2018 | Hace 1 año

Ana Beatriz González Carranza, Presidenta del DIF Municipal, informó que el personal operativo y clínico del Centro de Rehabilitación Infantil Analco (CRIA) participó en la primer etapa de la capacitación en el tema de  Intervención en Crisis Emocional, misma que fue impartida por la Psicóloga, Maribel Estrada Gómez, integrante del Colegio de Profesionistas de la Psicología Capítulo Durango, con lo que se refuerza el esquema de servicio que exige la operatividad de este centro.

González Carranza aseguró que dentro del protocolo que se lleva  a cabo al momento de ingreso de un joven a CRIA, se requiere que el personal muestre un apoyo emocional y motivacional, el cual ayude al joven a superar su primer impresión en su realidad hacia su proceso de rehabilitación, motivo por el que se decidió ofrecer esta capacitación, además de fortalecer las diferentes dinámicas en las que interactúa el personal y los residentes.

La titular de la asistencia social en el municipio dijo además que esta es la primera parte de una capacitación curricular, misma que tiene el objetivo de ayudar de forma profesional a quienes tienen a su cargo la responsabilidad del cuidado en la seguridad física y emocional de los residentes de CRIA, de tal forma que les ayude a enfrentar situaciones de apoyo emocional hacia los jóvenes en cada una de las etapas de estadía en este lugar.

Aseguró que gracias este tipo de capacitaciones el personal multidisciplinario de CRIA que atiende y convive diariamente durante los tres meses de residencia de los varones está preparado para brindarle el respaldo necesario, haciéndolo sentir seguro y estable, pero lo más importante, mostrándole que está rodeado de personas en quien puede confiar, lo que pronostica de manera positiva su rehabilitación.

La especialista que impartió esta capacitación, Maribel Estrada, enfatizó en la importancia de que el personal operativo y clínico de este y otros centros de apoyo cuenten con el perfil profesional y la preparación necesaria para enfrentar cualquier crisis emocional que puedan tener las personas internas, ya que para el proceso de rehabilitación es vital que los pacientes perciban y reciban un trato cordial, además de la comprensión y apoyo situacional, garantizando su reinserción a la sociedad.