Menores del CRIA producen lechugas hidropónicas

Martes, Ene 8 2019 | Hace 11 meses

Como parte de las acciones que ejecuta el DIF Municipal en favor de la erradicación y prevención de adicciones, está la del Centro de Rehabilitación Infantil Analco (CRIA), mismo que se destaca por ser un referente a nivel nacional en el tema de la rehabilitación de jóvenes menores de 16 años y el cual, dentro de su estrategia de trabajo, ha implementado una serie de actividades recreativas y terapias ocupacionales  donde se destaca el cultivo de la Lechuga Sangría en el invernadero instalado en el interior del centro.

Ana Beatriz González Carranza, Presidenta del DIF Municipal Durango, explicó que el cultivo de esta hortaliza ha arrojado resultados positivos en lo referente a que cada residente al momento de participar en esta u otras actividades, descubren su potencial y su habilidad para adquirir nuevos conocimientos y herramientas para enfrentar la vida en un futuro.

La presidenta asistencial capitalina detalló que la producción de lechugas hidroponicas ha logrado que comedores como de los Albergues del DIF Municipal, de los CAICS y del mismo CRIA consuman estas lechugas, ya que se cada mes o mes y medio se llegan a producir de mil 500 a 2 mil lechugas.

Cada uno de los adolescentes residentes en CRIA reciben un tratamiento especializado, esto gracias al equipo multidisciplinario que de igual forma contribuyen en la capacitación de los jóvenes al motivarlos a ser personas de bien y de provecho para la sociedad a través de las actividades de recreación y capacitación, siendo la actividad del cultivo de la lechuga una alternativa diferente de gran atracción para los jóvenes.

Cabe mencionar que al momento que termina su proceso de rehabilitación de tres meses, el joven y su familia participa en un programa de seguimiento que se basa en visitas al domicilio del egresado para conocer su estado físico y emocional dentro de su reinserción a la sociedad, con el fin de visualizar si existiera algún riesgo de que pudiera propiciar la recaída en su adicción o si está en un óptimo avance.

Este año se mantendrá la actividad que demanda la ciudadanía para seguir en el trabajando en la erradicación y prevención de este terrible cáncer social, ya que también se debe estimular la participación entre sociedad y gobierno en favor de la infancia y juventud de Durango, aplicando acciones que arrojen resultados positivos hacia el bienestar integral de estos sectores.